Sin categoría

Nuevo año, nuevas metas.

Mientras tú y yo pensamos en aquello que queremos lograr, hay muchas personas cuyas circunstancias no les permiten trazarse metas. Quizás pueden trazarse metas porque eso es algo inherente en un ser humano, pueden soñar porque es gratis pero no se les permite porque no tienen voz, porque no tienen apoyo, porque están presos en su propia vida y porque cada día se levantan con la esperanza de subsistir. El otro día avisté un señor de edad avanzada, cuyos piececitos a penas podían dar un paso más y en su mirada profunda y café, ví una preocupación inmensa que me hizo pensar en mis abuelos, en mí, en mis oportunidades, en la vida… ¡Por Dios! Era 31 de diciembre y yo estaba pensando en qué ponerme, cuáles serían mis metas del próximo año ¿Y este señor? Seguro ni había comido a las 5 de la tarde mientras yo me había pasado el día cómoda con una cama, techo y comida que para mí son normales tener pero para otros sería un lujo total.

No quiero que cuestiones por qué el mundo es como es porque cuestionarlo no es solucionarlo, quiero que este nuevo año entre las metas de todos esté ayudar, apoyar y desarrollar a aquellos que por culpa de la avaricia y el egocentrismo de muchas personas a lo largo de la historia, no tienen oportunidades aunque quieren tenerlas porque aunque es cierto que lo que nos proponemos lo logramos, no es igual cuando alguien es marginado de la sociedad y cuando lo mínimo para vivir ni siquiera está garantizado. Este año seamos solidarios ¡Ofrezcamos una mano amiga! y seamos agradecidos por la gracia con la que hemos sido concedidos.

img_6661

 

 

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s